Black Friday o «Black Fraude»

Sólo el 37% de los comercios han realizado descuentos reales en sus precios. Sorprendente dato… Y es que la realidad es que en muchas ocasiones la táctica que utilizan sobre todo las grandes plataformas (son las que más potencial tienen para ofrecer estos descuentos a gran nivel de promoción como a nivel de recursos
) ,Consiste en aumentar los precios unos días o semanas antes para luego efectuar una rebaja en el precio actual. De esta manera los precios se han hinchado y la oferta no es real.

A su favor pueden decir que no nos están mintiendo ya que están ofreciendo un precio rebajado sobre el precio de venta al público actual. Pero a nuestro favor podemos decir que no están diciendo toda la verdad ya que los precios se han hinchado con el objetivo de hacer una rebaja posterior.

En el siguiente vídeo podemos ver un estudio realizado sobre el Black Friday 2018. A partir del minuto 25 se ofrecen estadísticas en las que se muestra que las bajadas de precios no son tan importantes como podemos creer. A partir del minuto 53:20 aproximadamente, se comenta como algunas empresas incluso reconocen, que no hacen grandes descuentos, sino que el clima creado ya incita a la compra por parte de los clientes:

Por este motivo antes de comprar cualquier artículo y de aceptar posibles ofertas y chollos es conveniente que hayamos llevado un seguimiento del artículo con anterioridad. El Black Friday se ha convertido en una campaña en la que se realizan muchas compras por impulso. Como consumidores debemos saber que disponemos de mucha información actualmente gracias a internet. Nunca debemos adquirir artículos sin habernos informado de sus características y sus costes. En campañas como las de Navidad podemos encontrarnos situaciones similares a las que ocurren en Black Friday, con posibles ofertas que puede que no lo sean tanto. Las estrategias de marketing que utilizan las empresas tienen la finalidad de conseguir más ventas. Para ello existen varios trucos demostrados que fomentan la captación de clientes:

  • La manera de mostrar los precios.
    Esto se puede considerar todo un arte y en ocasiones puede depender de ello la adquisición de un nuevo cliente. Podemos fijarnos como en muchas ocasiones no suelen aparecer números redondos como precios finales. Es decir se suelen utilizar precios acabados en números impares como el 9 o el 5. Si nos paramos a estudiar el artículo podemos ver que un teléfono móvil cuyo precio son 395 €, en realidad podríamos decir que sería unos 400 € pero visualmente ya nos hemos quedado inconscientemente con el 3 inicial. De este modo, puede suceder que en ocasiones descartemos productos que aparentemente nos parecen más caros. Puede que las características que nos está mostrando diferencien cada artículo, por eso es importante hacer comparaciones entre todos los datos para decidirno. Con esta estrategia de precios ya han logrado captar nuestra atención sobre un producto que está colocado entre muchos otros en la tienda. La estrategia ya ha tenido un momento de atracción que ha sido conseguido.
  • Ofertas y Rebajas siempre en porcentaje
    Esta es una estrategia que tiene su máxima importancia en las épocas de mayor afluencia de compradores o en campañas como Black Friday, Navidad o periodos de rebajas. Este es la utilización de mensajes en los que se ofrecen porcentajes de rebaja y demás palabras que invitan a la compra. Si nos damos cuenta normalmente nunca se utiliza para hacer un descuento en cifras sino que se utilizan porcentajes ya que siempre nos atraerá más si nos dicen que un precio está rebajado al 5% que si nos dicen que la rebaja es de 2 € porque visualmente la consideraríamos más pequeña.
  • Crear sensación de urgencia en el consumidor
    Se trata de crear una urgencia en el potencial cliente para que realice su compra. Seguramente estemos suscritos o tengamos cuentas en plataformas de compra online de las que recibimos normalmente información, ofertas y demás noticias. Está demostrado que crear campañas publicitarias con una duración determinada impulsan a la compra. Actualmente recibimos gran cantidad de información a través de Internet aunque vemos artículos o servicios que nos puedan interesar muchas veces caen en el olvido ya que no somos capaces de recordar todo lo que hemos visto. De esta manera las empresas han desarrollado la estrategia de crear ofertas limitadas con lo que si una persona ha encontrado algo que desearía comprar deberá hacerlo dentro de un plazo de tiempo para poder aprovecharse de la oferta correspondiente. Este tipo de estrategia nos empuja a comprar rápidamente ya que el precio subirá al finalizar la promoción o las existencias limitadas.

La finalidad del marketing no debería ser engañar al cliente. Pero si busca aquellos trucos y estrategias que puedan fomentar la compra y que puedan persuadir al cliente. Estamos expuestos constantemente a campañas engañosas de publicidad pero nosotros como consumidores debemos tener el criterio para poder separar la información interesante de aquella que puede estar exagerando las capacidades de un producto. Educarnos como consumidores responsables nos ayudará a realizar mejores compras y evitar muchos posibles fraudes que pueden surgir en determinadas épocas del año en las que se fomentan las compras impulsivas.